Para poder financiar con Lendrock necesitas:
Tener más de 18 años y ser residente en España.
Tener un correo electrónico y móvil propio.
Una cuenta bancaria online personal y ser titular de una tarjeta de crédito o débito.

Para poder evaluarte sigue los pasos de nuestra solicitud online pinchando AQUÍ. Una vez
aprobado, te pondremos en contacto con nuestra red de concesionarios afiliados para
ofrecerte el coche que mejor te pueda encajar.

Ofrecemos una financiación rápida, sencilla, transparente y sin letra pequeña. Lendrock no tiene coste de evaluación ni apertura. En el caso de que se ofrezcan servicios adicionales en el proceso de financiación, estos son opcionales y tú eliges si te interesa comprarlos. Al igual que cualquier otra financiera, Lendrock permite fraccionar en varios pagos la compra de tu vehículo. Sin ningún compromiso puedes consultar y elegir tanto los plazos como el valor de la entrada, ambos determinarán tu cuota mensual.

Lendrock ofrece financiación de importes entre €1000 y €6.000. Analizamos cada solicitud de préstamo individualmente teniendo en cuenta tus datos personales y el vehículo que deseas adquirir. A menudo, y para reducir la cantidad a financiar o poder optar a un vehículo superior, nuestros clientes eligen poner la financiación con Lendrock como parte del pago y el resto lo abonan en metálico o entregando su vehículo actual. Consulta con tu comercios

Sí. Siempre estarás informado de todo el proceso. Te enviaremos correos electrónicos y mensajes de texto SMS.

Tienes toda la información sobre tu financiación con Lendrock y el calendario de tus próximos vencimientos accediendo a tu área de cliente pinchando AQUÍ mediante tu DNI/NIE y contraseña que recibiste al inicio de tu solicitud con Lendrock. También puedes pagar tu próxima cuota desde tu área de cliente o inclusive cancelar todo el préstamo de forma anticipada.
Si tus datos bancarios han cambiado puedes actualizarlos directamente desde tu área de cliente.

La evaluación de tu solicitud de financiación con Lendrock exige tu consentimiento para que podamos conocer, tratar y analizar tus datos personales y financieros. Necesitamos hacerlo para validar que puedes asumir el préstamo y asegurarnos que te damos la financiación que necesitas en las mejores condiciones posibles.

Recuerda que una financiación es una obligación real de devolver la cantidad prestada más unos intereses en la cantidad de cuotas iguales pactadas. El incumplimiento de tu obligación conllevará costes mayores innecesarios, así como la pérdida del artículo financiado y/o medidas legales.
En Lendrock evaluamos tu capacidad de crédito usando algoritmos en tiempo real que se basan en más de 1,000 puntos de información obtenidos en tiempo real de múltiples bases de datos propias y externas.

Puedes consultar nuestra política de privacidad AQUÍ.

Nuestros algoritmos trabajan con un alto volumen de datos para explorar cualquier posibilidad de financiarte, y si necesitamos algún dato adicional entraremos en contacto contigo lo antes posible. Aun así algunas solicitudes no cumplen los requisitos de financiación y por lo tanto son rechazadas. Asegúrate de que nos proporcionas información veraz y exacta al solicitar financiación. Así podremos ofrecerla financiación que necesitas en las mejores condiciones posibles lo más rápido posible.

Se evaluarán nuevamente solicitudes si han pasado más de dos meses desde la última solicitud.

Puedes cancelar tu financiación sin coste alguno durante los 14 días posteriores a formalizar tu financiación con Lendrock. Después de esta fecha aplica una pequeña comisión sobre el principal restante. Si deseas cancelar tu financiación con Lendrock anticipadamente, podrás realizarlo a accediendo a tu área de cliente desde AQUÍ y realizar el pago del valor de cancelación, o poniéndote en contacto directamente con nosotros.

Requerimos un primer pago, en concepto de entrada, como confirmación y compromiso de la financiación que estás solicitando. El pago inicial mínimo depende de cada financiación pero es de alrededor del 10% del importe de tu compra. El valor se descuenta íntegramente (no es una comisión) del importe del producto a financiar; el resto, te lo financiamos nosotros.

Durante el proceso de formalización del préstamo tú decides el día que mejor te encaja para realizar el pago de tu cuota mensual. Puedes pagarnos por tarjeta de débito/crédito, transferencia bancaria o depósito en cualquier sucursal del banco Sabadell; ¿lo más fácil? Te domiciliamos el cargo directamente a tu cuenta bancaria y olvídate.
Si no hemos recibido tu pago en la fecha acordada te contactaremos para ayudarte y que te pongas al día rápidamente para evitar penalizaciones acordadas en contrato.
Recuerda que puedes consultar el calendario de tus próximos vencimientos en cualquier momento accediendo a tu área de cliente.

Es importante que entiendas que cuando realizas una compra financiada por Lendrock estás asumiendo una obligación legal de pagar el importe de la financiación que te hemos concedido en los términos que has aceptado. Si no pagas tus cuotas, Lendrock se pondrá en contacto contigo para informarte del retraso o impago de tus cuotas. Lendrock aplicará penalizaciones por atraso conforme a las condiciones dispuestas en el contrato firmado por ti en el momento de la solicitud. Lendrock se reserva el derecho a reclamar judicialmente esa cantidad según el caso específico. Si lamentablemente no has podido pagar la cuota pasado el día 10 de cada mes, aplicará la penalización correspondiente por impago. La penalización por impago aumenta según el número de días de impago. Transcurridos 60 días desde la fecha del primer impago procederemos a registrar el impago en los registros de morosidad de los que Lendrock es socio. También se pondrán en marcha las debidas
medidas legales y judiciales para proceder a la recuperación de los valores, incluyendo la recuperación por vía judicial del bien financiado (coche, moto, etc.).
Si tienes alguna dificultad económica o estás pasando por un momento complicado, ponte en contacto con nosotros y buscaremos la mejor solución para todos. Recuerda que no poder pagar todo no es justificativa para no pagar nada.

¡Claro que sí!. Puedes desistir/cancelar anticipadamente del préstamo sin coste alguno en cualquier momento durante los primeros 14 días desde que lo aceptaste.
Si tu desistimiento es posterior a 14 días deberás estar al día en el pago de tus cuotas mensuales y abonar el pago del principal restante más una pequeña comisión por cancelación ancticipada. Puedes consultar en todo momento la cantidad necesaria para proceder a la cancelación de tu financiación.
Hasta que no recibamos la cantidad total a devolver se considerará que el préstamo no está desistido.
Si no liquidas el valor total para cancelar tu préstamo, esto se considera un pago adelantado y descontaremos la cantidad abonada de tus próximas cuotas.

Recibirás el producto o servicio una vez tu solicitud de financiación haya sido aprobada y aceptada por ti. Para eso deberás firmar el contrato de financiación y hacer el primer pago correspondiente a la entrada. Automáticamente, notificaremos al comercio para que te entregue el producto comprado lo antes posible.

Una vez firmado tu contrato, Lendrock notifica al comercio para que proceda a entregarte el producto o servicio contratado. Si no lo recibes, contacta inmediatamente con el comercio para saber cuando podrá entregártelo. Si tienes algún problema, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para ayudarte.
Si el vehículo ya no estuviera disponible y no quieres esperar a que el concesionario encuentre otro igual o similar por la razón que sea, deberás informarnos entrando en contacto directamente con nosotros en clientes@lendrock.com. Desde Lendrock cancelaremos la financiación y te devolveremos la cantidad inicialmente pagada, sin ningún coste para ti.

Si deseas devolver el vehículo financiado con Lendrock deberás ponerte en contacto con el concesionario donde hiciste la compra. Cada concesionario tiene su propia política de devoluciones por lo que te recomendamos que contactes con el concesionario tan pronto decidas proceder a la devolución de tu vehículo y acordar con ellos las condiciones de la devolución.
Aunque la financiación está vinculada a la venta de un producto, recuerda que las condiciones de financiación son independientes de las condiciones de venta del mismo producto.

Lendrock aceptará siempre la política de cambios y devoluciones que tenga el concesionario, pero deberás informarnos de manera inmediata a través de tu área de cliente.
Si la solución a la reclamación es que el comercio acepta la devolución del producto, procederemos a cancelar el préstamo del cliente sin coste adicional alguno.
Si la solución es un cambio por otro producto de menor o mayor valor, la operación de financiación deberá ser cancelada y se deberá iniciar una nueva solicitud de financiación por el nuevo producto o servicio. No hay coste o penalización aplicada a los valores devueltos por Lendrock, pero es esencial que comercio y el cliente hayan llegado a un acuerdo sobre el cambio.

Para formalizar cualquier financiación con Lendrock de un vehículo es indispensable la inscripción en el Registro correspondiente de la reserva de dominio sobre el bien siendo financiado. La reserva de dominio se mantendrá vigente durante la duración de la financiación.